Dirigido a aquellos niños de 4 años en adelante, que quieran aprovechar sus vacaciones de verano en un ambiente dinámico, divertido y, sobre todo, artístico.

El campamento se desarrolla de lunes a viernes en las mañanas de julio de 10 h. a 14 h., con un descanso a media mañana donde reprondremos fuerzas con un almuerzo y haremos juegos.
Podréis elegir entre el mes completo o una de las 2 quincenas de julio.
Consulta precios en el apartado de "TARIFAS Y HORARIOS"

 


Recurriendo a la historia del arte crearán sus propias obras.

Trabajo en equipo por edades.

Con ordenadores Apple. Utilizarán las herramientas de Photoshop y realizarán un poster personal para colgar en su habitación.
Buscamos, acuarela en mano, los rincones más pictóricos de Galapagar. Creación de juguetes y disfraces
Una vez por quincena, cogeremos el tren para hacer una salida "especial" y plasmar paisajes de nuestro entorno.

1- APUNTES AL NATURAL

Buscaremos rincones de Galapagar donde podamos colocarlas y donde sentarnos "con la fresca", acuarela en mano

 

2 - DISEÑO CON PHOTOSHOP

recrearte

Este año nos hemos armado de valor y nos hemos subido al famoso rascacielos neoyorquino

Y al final, ya sabéis, lo imprimimos... y un nuevo poster para la habitación.

 

3 - PINTURA

Tendremos nuestro momento de cada para pintar "de verdad": su caballete, su lienzo y sus pinturas.

¿la temática? ¡un bodegón veraniego! ¡a ver qué tal...!

Tuvimos un hueco también para la pintura mural.

recrearte

 

4- EL TENTEMPIÉ Y EL DESCANSO DE MEDIA MAÑANA

Debido a su buena aceptación seguimos con la idea de introducir piezas de fruta de temporada, alternándolo con cereales, batidos y zumos.

Y después, como siempre un ratito de esparcimiento con los juegos colectivos.

 

4 - JUGUETES

Cada niño elaboró, decoró y pinto su propio tippi. Una vez acabados hicimos, como no puede ser de otra manera, ¡nuestra fiesta india!

recrearte

5- LA EXCURSIÓN

Este año hemos ido a los Jardines del Prícipe de El Escorial.

recrearte

Bueno, ¿nos queda algo que contar...? Pues seguro que sí, pero dejemos algo para la imaginación ¿no os parece?